Alfredo JAAR

field road and cloud

  • AÑO: 1997
    DIMENSIONES: 61 x 92 cm / 15 x 22,5 cm
    TÉCNICA: fotografía / tinta sobre papel
  • Esta obra pertenece al proyecto Ruanda que produje entre los años 1994 y 2000. El proyecto Ruanda es hasta la fecha el más largo de todos mis proyectos que normalmente duran entre 1 y 3 años. Esta obra, al igual que las otras del Proyecto Ruanda, es un ejercicio fallido: un intento, fútil, de representar algo que me parece irrepresentable: el genocidio de un millón de personas, ante la indiferencia barbarie de la comunidad internacional. Estos ejercicios fallidos representan diferentes estrategias de representación, diferente estrategias de comunicación. Fiel Road and Cloud en particular utiliza la estrategia de evocar: Evocar aquellos lugares donde se cometió el genocidio, pero sin mostrar los efectos gráficos y brutales de este. La primera fotografía muestra un Campo de Té en el camino hacia la Iglesia de Ntarama. Es un campo precioso si no fuera por el hecho de que está completamente vacío: no hay un campesino trabajando, a pesar del pleno día. La segunda fotografía muestra un camino de tierra que también se dirige a la Iglesia. Es una imagen gloriosa de luz, y cuesta imaginar que ese camino tan bello nos lleva al horro. La tercera fotografía muestra un cielo azul donde flota una nube blanca majestuosa. Solo al leer el dibujo que acompaña esta fotografía descubrimos que el artista está rodeado de unos 500 cuerpos, todos descomponiéndose bajo el sol africano. El olor presente en esta escena es indescriptible y me persiguió por más de tres meses. Llegué a ducharme 6 veces al día sin efecto alguno. Durante mi tratamiento psiquiátrico post-Ruanda, la insistía desesperadamente a mi psiquiatra que me ayudara a olvidar aquel olor. Su respuesta era siempre la misma: “el olor ya no está en el cuerpo, está en su mente”, me decía. Basado en esta experiencia, en el año 1998, cree la obra llamada Espacio de Meditación (Té) y Espacio de Meditación (Café). En esta obra, invitaba al público a descansar en unos cojines negros en dos espacios de meditación. Cada espacio ofrecía un aroma diferente: uno de Té de Ruanda, y otro de Café de Ruanda. Con este proyecto quería ofrecer a los espectadores el aroma de los dos productos más importantes de la economía ruandesa, y así simbólicamente borrar de mi cuerpo el olor a muerte. Alfredo Jarr Notas sobre Field Road and Cloud New York, 1998

  • Exposiciones

    - esencias11
    - arte esencial
    - olor de Cadaqués. Percepciones olfativas de la colección olorVISUAL
  • Compartir/share: Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+