Carlos BETANCOURT

tocando a Teguise I

  • AÑO: 2002
    DIMENSIONES: 76,2 x 53,3 cm.
    TÉCNICA: fotografía digital sobre Plexiglass
    EDICIÓN: 1/3
  • De los muchos viajes que he tenido que hacer, en sólo dos lugares me he encontrado diciendo a algún amigo: “De este olor estoy hecho”. Me sucedió por primera vez sentado sobre unos arrecifes en la costa norte de Puerto Rico. Al exponerse los arrecifes al paso de cada leve ola, emanaba un olor con el cual yo me identificaba completamente.

    La segunda vez que me ocurrió a mi llegada a Lanzarote, Islas Canarias. Instantáneamente a mi llegada al aeropuerto identifiqué un aroma sabroso que también me completaba. Mientras documentaba la serie TOCANDO A TEGUISE I, realicé que este olor provenía de la tierra, las piedras volcánicas, el mar y quién sabe qué otro ingrediente.

    En Puerto Rico pude identificar el aroma del arrecife en parte a mi juventud alegre cuando vivía en la isla.
    En Lanzarote, específicamente Teguise, realicé que la familia Betancourt del Nuevo Mundo provenía exactamente de esa ciudad.

    En estas dos ocasiones, ha sido el olfato el que me ha entregado, o devuelto, una parte de mi identificación.

  • Exposiciones

    - esencias8
  • Compartir/share: Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+