Daniel CANOGAR

scanner

  • AÑO: 2009
    DIMENSIONES: 180 x 40 x 40 cm
    TÉCNICA: estructura de madera, vídeoproyector, cable eléctrico, animación de vídeo y dvd
    EDICIÓN: 7/7
  • Todo aparato electrónico tiene un olor muy particular. Si olfateamos el interior de un ordenador o un monitor de televisión, por ejemplo, distinguimos el olor del metal caliente, con un deje plomizo que nos recuerda a ferrocarril o a la chapa sobrecalentada de un coche aparcado al sol en verano. Pero también podemos distinguir el característico olor a polvo quemado, sobretodo en los aparatos antiguos que no han sido encendidos en mucho tiempo. Las motas se han ido colando por las rendijas de ventilación del aparato, y cuando éste es encendido, sufren una combustión lenta y precisa. Estos son los olores que asocio a la obra Scanner, que son básicamente los olores de la electricidad, esa energía invisible cuyo pulso vital da vida a nuestra sociedad tecnológicamente avanzada.

    Daniel Canogar, junio 2009

  • Exposiciones

    - olor. color
  • azerty

  • AÑO: 2014
    DIMENSIONES: variables
    TÉCNICA: teclado desechado, madera, proyector, tarjeta de memoria micro SD
    EDICIÓN: 1/3
    DURACIÓN: loop
    MODALIDAD: video
  • El teclado de un ordenador se asocia sobre todo al sentido del tacto. Todos los días tocamos intensamente este interfaz con el mundo electrónico. Con el uso, poco a poco las teclas se van desgastando y se empiezan a borrar las letras (sobre todo la “A” y la “E”, que son las que más pulsamos). Empieza a acumularse el polvillo entre tecla y tecla, o las migas de una tostada que un día comimos mientras leíamos las noticias en Internet. El teclado comienza a convertirse en un contenedor del paso del tiempo. Ese polvillo o esas migas se convierten en una manifestación física de algo mucho más intangible que circula por el teclado: las cartas, mensajes de correos electrónicos, las hojas de Excel, las ideas, proyectos, ilusiones, decepciones… Un teclado antiguo huele a polvo, que es lo mismo que decir que huele a sus memorias, si los teclados tuvieran memoria.

    Daniel Canogar

  • Exposiciones

    - Reproductibilitat 2.2. colección olorVISUAL
  • Compartir/share: Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+