Jean Michel OTHONIEL

autoretrato

  • AÑO: 1993
    DIMENSIONES: 35 x 54 cm
    TÉCNICA: azufre y madera
  • Como artista, opté por el azufre a finales de los 90 para crear unas esculturas ambivalentes de pequeñas dimensiones. A pesar de su belleza intrínseca, algo que siempre está presente en mis obras, el azufre para mí era un elemento vulgar. El polvo de azufre, debido a su fuerte olor repelente, se solía esparcir al pie de las paredes para impedir que los gatos mearan encima. Era un material de poca categoría, pero que al mismo tiempo, debido a su relación con los volcanes y la alquimia, me permitía hacer volar la imaginación. Además, y por encima de todo, dado que los títulos de mis obras siempre han sido descriptivos y particularmente significativos, la palabra azufre, soufre en francés, despierta ciertas asociaciones de marcado carácter poético como: soufre, souffrir, souffreteux, sulfureux [azufre, sufrir, enfermizo, sulfuroso]. Era también una opción que encajaba con mi deseo de trabajar con un material que anteriormente no hubieran utilizado otros artistas.

     

    Jean Michel Othoniel

     

  • Exposiciones

    - esencias11
    - la necesidad de lo infinito. Monocromos en colección olorVISUAL
    - la fragancia de las imágenes