Marta Maria PÉREZ BRAVO

está en sus manos

  • AÑO: 1995
    DIMENSIONES: 100 x 80 cm
    TÉCNICA: fotografía en blanco y negro
    EDICIÓN: 2/3
  • Las referencias a la Santería o a la religión que Marta María Pérez Bravo retiene y fotografía se nos aparecen como una interpretación de la condición original del ser humano. Son acciones motivadas y regidas por la creencia en la comunicación y la transformación de los seres y los objetos. Sus imágenes representan diferentes rituales que están destinados a rescatar del olvido, y a preservar la continuidad, de un mundo mágico que no desea que se pierda. Se nos muestran escenas en las que se mezclan talismanes con amuletos y con símbolos mágicos que nos hablan de la energía que anima la vida.

    En esta fotografía toma como centro al ser humano. Observamos acciones que se podrían situar en ese espacio intersticial que existe entre el pensamiento y la sensación, concretada en esa constante presencia-ausencia del rostro humano. Se nos niega la visión de aquello que mayor información nos pudiera ofrecer sobre ella, su rostro. Aparece metamorfoseada, se sirve de artificios, máscaras y objetos para disfrazar o negar su rostro. Nos habla de sus creencias, miedos, quimeras y sentimientos, se sirve de su propio cuerpo para que el público sienta, vea y olfatee aquello que normalmente no ve.

    El rostro hace referencia a la presencia, con él se pretende subrayar la identidad del individuo, su olor, su sabor, su… Es el lugar donde tienen lugar todos los juegos metafóricos. Su olor nos lleva a un pozo de conflictos, síntomas e inquietudes, el espacio en el que se hacen visibles todas las necesidades, donde el sujeto se hace vulnerable y enseña toda su fragilidad. Su huella nos refiere a la pérdida, a la desaparición personal.

  • Exposiciones

    - esencias8
    - essències10
  • Compartir/share: Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+