Nuno NUNES FERREIRA

s/t

  • AÑO: 2009
    DIMENSIONES: 78 x 55 x 13 cm
    TÉCNICA: mixta sobre tela
  • Me pidieron que escribiera un texto que relacionara una obra mía con la idea de olor visual. Al principio me sorprendió. Con el tiempo, lentamente comenzó a tener algún sentido. Después, la idea de tener que escribir el texto y el hecho de no parar de tener ideas para escribirlo se convirtió en una obsesión diaria. Lo intenté simplificar, pero los pensamientos son como los olores, se expresan mejor en el aire y son por ello difíciles de explicar. Al final quedó un texto corto que llevó mucho tiempo escribir, como la fragancia de alguien que ha pasado y el olor que por un instante se para en el aire pero que tanto tiempo tardó en crearse.

    Para mí, la idea de olor visual me remite a dos tiempos, el tiempo presente y el tiempo pasado. El tiempo presente lo percibo en la vivencia diaria y en los pequeños aromas de aquello con lo que vivo y veo; en el olor de las tintas del taller, en la comida acabada de hacer, en la tierra mojada después de la lluvia, en el perfume de mi mujer… pequeños detalles de los días que pasan y que me envuelven.

    El tiempo pasado me transporta a memorias antiguas y es aquí donde encuentro una fuerte relación entre mi obra y la idea de olor visual.

    Todo mi trabajo se centra en el concepto de la memoria: memoria de las heridas de un tiempo que quedó atrás pero que permanece vivo en las cicatrices del presente. Todo gira en ciclos, acontecimientos que se olvidan y se repiten con la idea constante de que no están siendo repetidos; el recordar por el simple hecho de mirar la obra.

    Es en esta idea de memoria cuando el olor también adquiere cualidades únicas y se hace más intenso, capaz de llevarnos así, de repente, a vivencias de nuestro pasado, despertando buenos y malos recuerdos de aquello que ya vivimos, personas y lugares conocidos que quedaron atrás.

    Encuentro estas memorias en los olores que se agarran a los objetos. Es suficiente una simple aproximación olfativa para ser transportado, en el tiempo de una inspiración, a un lugar bueno del pasado o a la compañía de una persona querida ausente.

    Los olores, al igual que mi obra, nos atrapan por sorpresa y poseen la magia de provocarnos un salto inmediato en el tiempo: el olor del espray para el pelo que me recuerda a mi tía; el olor del azúcar caramelizado de las natillas, que me recuerdan la cocina de mi abuela; la naftalina de las sábanas del cuarto donde dormía en casa de mi otra abuela; el olor del éter de un hospital que me trae a la memoria los últimos días de mi abuelo; el olor de las velas y aquella pequeña capilla del colegio de monjas; la goma quemada del neumático el día del accidente de coche; el tabaco de pipa y el señor de aquella vieja papelería que vendía cromos… clicks de memorias dormidas que los olores del presente despiertan, recordándonos quiénes somos, de dónde venimos y que estamos vivos.

    Nuno Nunes Ferreira

  • Exposiciones

    - olor de Cerdanyola. Percepciones olfativas de la colección olorVISUAL
  • Compartir/share: Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+