Andrés NAGEL

nariz

  • AÑO: 1991
    DIMENSIONES: 67 x 46 x 9 cm
    TÉCNICA: mixta, óleo sobre poliester, fibra de vidrio y zinc
  • En sánscrito, NASA, “nariz”, significa perfume. El lazo indisoluble entre la nariz y los perfumes ha hecho que se califique a los perfumistas de compositores de “nariz”, una apelación que estos magos -capaces de identificar y de combinar hasta la armonía perfecta 3.512 olores- ¡detestan por unanimidad! Napias, naripa, narizota aguileña, borbónica, aplastada o respingona, nuestro órgano de la olfacción, con o sin buen olfato, nos maneja a su antojo. Es inútil que pretenda que no puede oler: cuando el perfume de una mujer se asoma, señor, ¡está usted perdido o a punto de estarlo! No intente cerrarle la puerta en las narices o tirarle de la lengua: el perfume se reiría en sus barbas y usted se arriesgaría tontamente a que la felicidad le pasara por debajo de las narices. A menos que haga suya la máxima británica que quiere que cada uno “mantenga su nariz limpia” (keep’s one’s nose clean) y evite meter las narices en los perfumes de los demás; lo que sería una lástima. ¡Venga! No ponga usted esa cara larga y dedíquese al placer de husmear, aspirar y olfatear todos esos bellos olores que sólo viven para ser respirados.

  • Exposiciones

    - essències
    - esencias4
    - esencias5
    - impacto!
  • Compartir/share: Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+